Salesianos 14 – Portugalete A


Amanecía un sábado que para cualquier persona podría haber pasado por un sábado normal, pero no para nuestros guerreros. Desde bien prontito sabían que librarían una gran batalla.
Las caras de sueño tras el madrugón enseguida se vieron sustituidas por la ilusión de ver a los compañeros, entrenadores y rivales.
Tras el ratito en el vestuario, calentamiento  y la gran charla motivadora que no puede faltar cada semana y comenzó EL partido.
Ya desde la calentamiento se preveía un partido intenso que no defraudó.
Desde los primeros minutos fue un partido de tú a tú, con varios corners para cada equipo que dejaron ver el trabajo realizado durante la semana, con jugadas ensayadas que demostraban el gran trabajo de pizarra de los entrenadores.
En el primer tiempo, tras dos espectaculares ocasiones de Ander, con un disparo que se paseó por la línea y un disparo que sacó los uys de la grada porque muchos lo vieron dentro, llegó el golazo de Mario, que puso por delante al equipo que más lo merecía. 
Poco duro la alegría en el bando rojinegro, ya que a los pocos minutos, el Portu nos empató. El ánimo no debía decaer.
Con el resultado de 1-1, finalizó el primer tiempo.
El segundo tiempo empezó con los equipos bien colocados y dos ocasiones de Jon, una que atajó el portero del Portu y otra que se quedó muy cerca de ser el 2-1.
Entre ocasión y ocasión del salesianos, el Portu también tuvo las suyas, que se fueron al traste gracias a nuestro txopo, ekain, que estuvo primoroso durante todo el partido.
Tras una mano en el área, Ander metió un penalti imparable que puso por delante de nuevo al Salesianos.
El nuevo empate llegó tras una gran jugada del Portu, que aún en el segundo tiempo igualó de nuevo el partido, llegando con el 2-2 al final del mismo.
Ya en el tercer tiempo, el Portu se puso por delante, ventaja que solventó el Salesianos con un golazo de Mateo tras una jugada trenzada en equipo en los últimos minutos.
Cuando parecía que el empate sería el resultado definitivo, en el último segundo del partido, un penalti a favor del Portu que se tiró con el tiempo cumplido, decantó el partido a su favor (3-4) y el Salesianos, a pesar del gran partido y de haber pelado hasta el final, no pudo obtener su recompensa y se quedó con buen sabor de boca, pero con un resultado que no merecía por lo visto en el campo.
En resumen, queridos lectores, partido que nada tiene que desmerecer a los jugados en San Mamés, calidad a intensidad a raudales por parte de dos equipos que se dejaron todo por sus colores.
Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.